Las historias olvidadas: Porsche 718 W-RS – Le Mans 1963

Con este Porsche 718 W-RS vamos a iniciar la primera referencia de una colección muy peculiar, donde vamos a rescatar magníficas historias ocultas por el paso del tiempo.

Para más información visitar el siguiente enlace: LAS HISTORIAS OLVIDADAS.

Porsche 718 W-RS – Le Mans 1963

Edgar Barth / Herbert Linge

La mala suerte de Porsche empezó antes de comenzar la carrera. Para la edición de 1963 de las 24 Horas de Le Mans, el Automobile Club de l’Ouest eliminó la clase experimental puesta en práctica el año anterior y volvió a los prototipos con motores de hasta 4 litros. De esta manera, el mejorado Porsche 718 W-RS, que contaba con un propulsor de 2 litros y 240 CV original de la Fórmula 1 y creado para la recién desaparecida categoría P2.0, que habría ganado con creces, tuvo que vérselas de tú a tú con los todopoderosos Ferrari que ocuparon nada menos que las seis primeras posiciones finales. Todos los clasificados por delante eran mucho más potentes.

Edgar Barth y Herbert Linge eran pilotos asiduos de Porsche, se conocían muy bien entre ellos y conocían muy bien el 718. Esto les permitió hacer una estrategia de carrera impecable, volando en las zonas viradas y recuperando parte del tiempo perdido en las largas rectas por su falta de potencia. Su motor gastaba menos, y pilotaban ahorrando combustible efectuando menos paradas que sus rivales, de manera que en las etapas nocturnas llegaron a escalar hasta una sensacional quinta plaza desesperando a sus incrédulos rivales. – ¿De dónde ha salido ese pequeño coche plateado? – Preguntaban las mentes de muchos.

Sin embargo, no todo iba a salir bien. Pocas horas después del amanecer, las prisas en un repostaje, hicieron que Edgar Barth saliera a pista con una rueda mal atornillada. Poco antes de finalizar la vuelta la rueda trasera izquierda cedió y salió despedida obligando a Barth a detenerse en el arcén. Cuando todo apuntaba a un abandono, Barth se armó de valor y empujó los casi 700 kg de su Porsche de tres ruedas durante más de 500 metros hasta llegar extenuado a su box, donde tras más de una hora y media, y unas 20 vueltas perdidas, el Porsche pudo regresar a pista y terminar la carrera en una 8ª y heroica posición que merece ser recordada tanto como la victoria de Bandini y Scarfiotti.

A finales de 1964 Edgar Barth fue diagnosticado con cáncer y falleció 9 meses después, a la temprana edad de 48 años. Años más tarde, en 1977, su hijo Jürgen pilotó el Porsche 936/77 y logró la victoria en Le Mans junto con Jacky Ickx y Hurley Haywood.

La vida de Herbert Linge sigue ligada a Porsche: fue clave en el desarrollo de los míticos 917, e incluso rodó escenes para la película Las 24h de Le Mans de 1971 con una cámara a bordo de su 908, durante la cual entabló una buena amistad con el actor Steve McQueen.

El 718 W-RS siguió compitiendo y obteniendo numerosas victorias en subidas de montaña hasta 1964, cuando fue reemplazado por el 904.

Septiembre 2021

VER MODELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba